La Consejeria de Sanidad y Banco de Alimentos Infantiles colaborarán juntos

13:30 Despacho de la consejera La consejera de Sanidad, María Luisa Real, recibe al presidente del Banco de Alimentos Infantiles, José Antonio Abad.

13:30 Despacho de la consejera La consejera de Sanidad, María Luisa Real, recibe al presidente del Banco de Alimentos Infantiles, José Antonio Abad.

María Luisa Real, consejera de Sanidad del Gobierno de Cantabria, ha recibido hoy a los representantes del Colegio de Farmacéuticos de Cantabria y al Banco de Alimentos Infantiles como organizadores de la recogida solidaria de alimentos infantiles que se ha desarrollado en todas las farmacias de Cantabria del 21 de diciembre al 8 de enero.

Jose Antonio Abad, presidente del Banco ha explicado a Real los pormenores de la campaña, el gran éxito obtenido y la problemática que se encuentran ahora con determinados alimentos infantiles especiales que han sido donados y que son adecuados para niños o niñas muy concretos. Desde la Consejería asesorarán al Banco de Alimentos la forma de hacer llegar éstos productos a las personas que lo necesiten.

Desde el Banco de Alimentos Infantiles agradecen a María Luisa Real el interés y apoyo demostrado y rapidez que han sido recibidos.

Principales consecuencias de la pobreza infantil.

El nuevo informe de UNICEF, denominado Los niños en recesión, alerta acerca del efecto “devastador” que la pobreza infantil generará a mediano y largo plazo en quienes la padecen. Entre las principales consecuencias de la pobreza que describe UNICEF, se encuentran:
1. Una mayor propensión a las enfermedades
Los niños que se alimentan mal o comen demasiado poco, crecen para sufrir más enfermedades hipertensión, diabetes, obesidad, anemia, descalcificación de los huesos y a tener una mayor tendencia a padecer enfermedades respiratorias e infecciosas, sostiene José Mª Moreno, coordinador del Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría.
El presidente de la Sociedad Española de Pediatría Social, Jesús García Pérez, agrega que la pobreza infantil en España hoy llevará a “generaciones con esperanza de vida más corta y adultos con menos defensas y por tanto, problemas inmunológicos que pueden ser crónicos”.
2. Malnutrición
La malnutrición “es una evidencia que se come menos carne, pescado, fruta y verdura. La variedad de la dieta es menor y la calidad ha bajado exponencialmente.
“Las posibilidades de sufrir esta lacra se multiplican en hogares con niños y sobre todo en familias numerosas o monoparentales”, explica Moreno. Ante esto, Guillermo Foucé, presidente de Psicología sin Fronteras, sostiene que la malnutrición incrementa las posibilidades de padecer enfermedades como la depresión y trastornos como la ansiedad y el estrés de adultos. Agrega además que la malnutrición afecta el desarrollo mental en los primeros años de vida, “un período vital”.
3. Fomenta la hipocondría y la inseguridad
Para Antonio Cano, presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y catedrático en Psicología de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) “los niños que observan a su alrededor dificultades constantes tienden a sentir indefensión y culpabilidad. Al no tener capacidad de entender qué pasa y por qué pueden sentirse responsables y eso lleva a la alerta constante cuando son adultos. Pueden hacerse muy hipocondríacos y muy inseguros”.
4. Incita al fracaso escolar
“Es duro decirlo pero las adversidades que un niño sufra en sus tres primeros años de vida marcan su desarrollo cognitivo y esto puede hacer que en un futuro un niño esté o no preparado para avanzar en sus estudios e ir a la universidad”, sostiene Cano.
Es así, que a raíz de la “enorme presión psicológica y el brutal estrés” al que se ve sometido el menor, este no es capaz de concentrarse, lo que lo llevará a peores oportunidades de trabajo en el futuro.
5. Exceso de estrés tóxico y estigmatización
Quienes viven en pobreza o riesgo de exclusión no sólo se encuentran “cansados psicológicamente, preocupados y/o estresados por la situación que se vive en casa” cuando llegan al aula, sino que están “cansados también físicamente porque comen mal”, apunta la directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de Unicef, Marta Arias. Y éste aumenta cuando no recibe la atención necesaria de vuelta en la casa. Conocido como “estrés tóxico”, sus altos niveles pueden afectar drásticamente el desarrollo cognitivo y la capacidad de aprendizaje.
Para finalizar la Consejera de Sanidad ha deseado al Colegio de Farmacéuticos de Cantabria y al Banco de Alimentos que en las próximas campañas de recogida de alimentos sean tan exitosas como ésta.
En la fotografía María Luisa Real junto al presidente del Banco de Alimentos Infantiles, a su izquierda, y representantes de distribuidoras farmacéuticas en Cantabria. Pablo González (CENFARTE), Carmen Busto (COFARES) y , Jose Ignacio Gonzalez (COFAS), empezando por la derecha (Foto: José Cavia)

Be the first to comment on "La Consejeria de Sanidad y Banco de Alimentos Infantiles colaborarán juntos"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies